El padre en huelga de hambre mantiene su reclamación a Educación y no renuncia a ella "a no ser que sea muerto"

SEVILLA, 13 (EUROPA PRESS)

José C.R., padre de un niño de seis años de edad que precisa de atención a tiempo completo de un monitor de necesidades educativas especiales durante el curso escolar y que inició este viernes una huelga de hambre ante la Delegación Territorial de Educación de la Junta en Sevilla por el hecho de que su hijo no puede ver cubiertas sus necesidades en el centro educativo en el que se matriculó en la localidad sevillana de Carmona, continúa la protesta.

Así lo ha indicado a Europa Press el propio José este domingo, detallando que durante el día permanece en la puerta de la Delegación y por lo noche duerme en el coche.

Tras disculparse porque "ya va costando trabajo hablar, empiezan a fallar las fuerzas", José ha anunciado que no se moverá de allí hasta que le den una solución, "a no ser que sea muerto".

Al mismo tiempo, José ha asegurado que nadie se ha reunido con él ni con su mujer, más allá de que "algunos trabajadores de la Delegación preguntaron al salir al verme allí".

Según indicó, el curso anterior, en el que el niño estaba todavía en infantil, el equipo de orientación educacional emitió un informe favorable a que el alumno gozara de la atención de un monitor durante todo el horario escolar.

Ya entonces la Junta, según este padre, advirtió que el niño podría ser trasladado a otro colegio donde están trabajando los monitores a tiempo completo, algo a lo que la familia se negó, matriculando al menor en el colegio inicialmente pensado, al entender que "los recursos deben estar en función de las personas, y no al contrario".

Y es que existe un informe médico que alude a que la escolarización debe producirse en un colegio donde el centro de salud esté cercano, pues en el caso de que el niño sufra algún tipo de crisis, en otro centro que no sea el pretendido por sus padres, "la ambulancia podría no llegar a tiempo, con graves consecuencias".

A pesar de que el menor fue admitido en el colegio, fue este jueves, día del inicio del curso, cuando se le comunicó al padre que éste solo podría ser atendido "parcialmente", algo que asegura no va a "permitir".

Por ello, se ha instalado frente a la Delegación y ha expresado su intención, desde la "dignidad", de mantener una huelga de hambre. "Todos los responsables tienen los escritos y conocen el caso", ha asegurado José.

De su lado, el colectivo Marea Verde ha puesto de manifiesto en un comunicado su repulsa, reclamando "los monitores necesarios para que los alumnos que lo necesiten puedan tener las mismas oportunidades que sus compañeros y el derecho que todo ciudadano tienen a la educación pública".

Fuente: http://noticias.lainformacion.com/educacion/estudiantes/el-padre-en-huelga-de-hambre-mantiene-su-reclamacion-a-educacion-y-no-renuncia-a-ella-a-no-ser-que-sea-muerto_6P9Lxw2kK2IP1zoW9je4Q6/